Categorías

NUESTRAS TIENDAS

 Hola a todos,

Hoy vamos a hablar de unos objetos muy curiosos que hacen las delicias de los coleccionistas y amantes del mundo oriental: los netsukes.

La palabra netsuke significa textualmente "atadura de raíz" (se unen las expresiones japonesasne = raíz ytsuke= atadura) y designa a unas figuras de pequeño tamaño que se utilizaban como remate o contrapeso en los cordones de las diferentes bolsas y cajas que iban colgadas de los kimonos japoneses: la caja para las medicinas o sellos (inro), la bolsa para monedas (kinchaku) o la bolsa para el tabaco (que se incorpora a partir del siglo XVIII). Suelen medir pocos centímetros(entre 4-6 de alto y 2-5 de ancho, aproximadamente), están firmados en la parte inferior por su autor y presentan en dos agujeros de paso para el cordón en la parte trasera.

Colocación del netsuke

 

Los kimonos japoneses no presentaban bolsillos, por lo que se hicieron necesarias estas pequeñas cajas y bolsos para transportar diferentes objetos.

Su origen se remonta al periodo Muromachi (1336-1338) y el netsukedecorado lo podemos situar en el periodo Edo (1603-1868), siendo su época de mayor esplendor el espacio que comprende entre los siglos XVIII y XIX, ya que se trata de un momento en el que adquirieron una gran relevancia social.

Con respecto a los materiales, lo más habitual es que estén realizados en marfil, aunque también existen de hueso, asta, coral, madera de raíz, nácar, jade y metal. Los más valiosos son los realizados en marfil de alta calidad. 

La temática también es muy variada, podemos encontrar desde figuras aisladas como seres fantásticos de la mitología japonesa, animales de todo tipo, sabios, artesanos y hechiceros, hasta pequeños grupos escultóricos que representan escenas cotidianas como la pesca, escenas de lucha o incluso escenas eróticas. En este sentido los más cotizados son los netsukes de animales y los de escenas, ya que son más escasos.


 Jinete (Victoria & Albert Museum)




Cesta con pulpo y pez (Victoria & Albert Museum)

 

Actualmente en el mercado de antigüedades encontramos una amplia y variada oferta de netsukes, convirtiéndose en objetos de coleccionismo que se adaptan fácilmente a todos los bolsillos y a los diferentes gustos y preferencias. Resulta relativamente fácil encontrarlos en ferias de antigüedades y coleccionismo, aunque el canal en boga para su venta es el comercio por internet, debido a las ventajas que ofrece para el transporte su reducido tamaño. Su popularidad ha provocado que existan un gran número de falsificaciones, por lo que esta herramienta puede resultar un arma de doble filo a la hora de adquirir un netsuke.  Es importante hacer algunas observaciones que nos ayudarán a detectar una falsificación. Para identificar el paso del tiempo en estas piezas, es necesario examinar los agujeros de la parte posterior, que de haber sido usados, deben presentar desgaste en sus cantos. También el aspecto de la superficie nos puede ayudar a identificar el material con el que está realizado, teniendo el marfil un brillo especial y una superficie más lisa que la que se consigue con otros materiales. En caso de no encontrar este brillo, es probable que el netsuke sea de hueso. Esto no implica necesariamente que sea una falsificación, pues como ya hemos visto se realizaron en múltiples materiales, pero sí nos indica que el precio debe ser más bajo que en los ejemplares de marfil. El ojo experto también es capaz de identificar el tipo de marfil por la pátina que genera el paso del tiempo, ya que cada marfil presenta un acabado ligeramente distinto.

A pesar de que son figuras de pequeño tamaño, son piezas que han tenido una gran importancia histórica y artística en la cultura nipona, siendo los escultores de netsukes personas de gran importancia artística y social en algunos periodos de la historia de Japón, especialmente en los siglos XVIII y XIX.

También es conveniente señalar que se trata de objetos que trascienden en gran medida su función ornamental, ya que sus artífices encontraron en estas pequeñas figuras que se transportaban habitualmente, un perfecto canal para dar rienda suelta a su visión crítica de la sociedad a través de representaciones verdaderamente irónicas.

 

                               Escena erótica (colección particular)                    

 Si no los conocíais, os invitamos a que os adentréis en este gran mundo de losnetsukes. Quizás es un buen momento para empezar a coleccionar estos pequeños testigos de la historia japonesa.

Arce.