Categorías

NUESTRAS TIENDAS

Dulzura escultórica: las imágenes de Malinas

 

 

Hola a todos,

En esta nueva entrada vamos a hablar sobre escultura. Concretamente el tema de hoy gira en torno a unas figuras muy atractivas en el mundo del arte y las antigüedades: las imágenes de Malinas.

Historia

Tradicionalmente conocidas como “poupèes de Malines” (muñecas de Malinas), estas esculturas tienen su origen en dicha ciudad, situada entre Amberes y Bruselas. Malinas (Mechelen), sede de la corte del Estado de Borgoña entre 1504 y 1530, fue un importante centro cultural y mercantil a finales de la Edad Media y principios de la Edad Moderna. La riqueza derivada de este carácter comercial favoreció un vínculo económico y artísticoentre los Países Bajos y la Península Ibérica, aunque también se extendió a lugares como Canarias, América o Filipinas.

Las relaciones comerciales derivadas de la integración de los Países Bajos dentro del Imperio Hispánico de los Habsburgo dieron lugar a un mayor desarrollo urbano, lo que derivó en un incremento del poder adquisitivo de las élites. Es en este contexto, en el que se abrieron numerosos talleres artísticos, es en el que surge la producción de estas pequeñas esculturas, que tuvieron una gran demanda durante finales del siglo XV y principios del siglo XVI.

 

Mapa de la ciudad de Malinas. Braun &Hogenberg, 1581-1588

La producción de imágenes de Malinas

Se trata de figuras devocionales para uso privado que se produjeron para satisfacer la demanda de una burguesía local y foránea cada vez más numerosa. Son de pequeño formato (entre 20 y 45 cm.) y están realizadas en madera policromada. Se utilizó generalmente madera de tilo, aunque también se usaron otras como el peral, pino o nogal. En cuanto a la policromía el procedimiento era el habitual en el resto de la escultura de la época. Sin embargo, estas esculturas tienen unos rasgos muy característicos que las convierten en piezas únicas y excepcionales en el mundo del coleccionismo. Los escultores de estos talleres tenían una forma muy peculiar de realizar sus figuras, de gran dulzura y delicadeza, lo que las hace inconfundibles. Los rostros son ovalados, con una frente amplia con cejas muy curvas y perfiladas, ojos rasgados y párpados caídos, pómulos destacados, pequeño mentón y una ligera sonrisa.

Con respecto a la iconografía, la más habitual es la que se corresponde con imágenes femeninas como la Virgen María con el Niño, la más extendida, y algunas santas, siendo Santa Bárbara la más habitual. No obstante, también se produjeron figuras masculinas como el Niño Jesús como SalvatorMundi, la más popular, y algunos santos como San Pedro o San Sebastián. Incluso se realizaron pequeños grupos escultóricos y otras figuras religiosas como ángeles, hoy muy escasas.

Virgen con el Niño.Ca. 1510. Victoria&Albert Museum

 

 

 

El mercado

En contra de lo que pueda parecer al tratarse de piezas de temática religiosa,desde la década de los 90 del pasado siglo las imágenes de Malinas han experimentado un gran interés por parte del mercado del arte. Su pequeño tamaño y la amabilidad de su fisionomía las convierten en piezas con un gran encanto que resultan muy versátiles en el mundo de la decoración y el coleccionismo.Sus precios varían en función de su temática, estado de conservación y las marcas que presente(el escudo de la ciudad de Malinas en la madera y las iniciales de la ciudad en la policromía), que certifican su autenticidad. Sin duda, son pequeñas y dulces joyas de la escultura europea.

 

 

Pareja de ángeles músicos. Subastas Imperio (11/01/2014. Lote 82786)

 

Arce.